128 AÑOS DE HISTORIA Y RIQUEZA CULTURAL DE RIOBAMBA

La Biblioteca Municipal de Riobamba, es sin lugar a dudas, ese ambiente acogedor, en el que los testigos de la historia son las páginas de miles de libros que narran hechos de la vida cotidiana de los riobambeños.
 
Este espacio físico es el propicio para el reencuentro del ser humano con el saber que lamentablemente se ve amenazado por la tecnología. Sin embargo, existen arduos esfuerzos para que el conocimiento se perennice y esté al servicio de niños, jóvenes y adultos amantes de la lectura.
 
Grato es encontrarse con libros ‘raros y curiosos’ que datan de 1500 a 1594, así como la Constitución de Política del Ecuador suscrita en 1928 siendo esta la partida de nacimiento de nuestro país. 
 
Pero no podemos continuar esta narración sin hacer alusión a que la Biblioteca Municipal de Riobamba cumple 128 años de vida, que son una clara muestra del alto valor cultural con la que cuenta nuestra ciudad y el país.
 
Este claustro púbico se creó un 12 de octubre de 1889, siendo su primer bibliotecario don Alejandro Barreiro, pero entró en funcionamiento tres años después, en 1892, y se puso al servicio de la colectividad floreciendo este aporte del Municipio de Riobamba. En las estanterías de este mágico lugar existe un importante número de obras de un incalculable valor histórico, cultural para el crecimiento del acervo de quienes la visitan.
 
Eudoro Guerrero, jefe de la Biblioteca Municipal, con una sonrisa afable, contó que son custodios de más de 40 mil ejemplares de todas las ciencias y disciplinas del saber, por lo que aseguró que uno de los objetivos de la actual administración municipal es garantizar “que este sitio continúe, no debe morir, es cierto que la tecnología es una ayuda, pero nunca reemplazará a la información que existe en los libros”.
 
Señaló que cuentan con una hemeroteca en el que se guardan y atesoran periódicos locales como: Los Andes 1918; La Prensa 1923 y El Espectador; así como también diarios nacionales como: El Comercio, Universo, entre otros.
 
La biblioteca está dividida en dos partes, en la una se cuenta con libros que datan desde el año 1500 y tratan tópicos de historia, filosofía, literatura, derecho, medicina, y un segundo espacio modero en el que se guardan libros de ediciones actuales.
 
Una de las preocupaciones de Guerrero es el desapego de las actuales generaciones por la lectura, por lo que se emprenderá desde noviembre de este año hasta enero de 2018, especialmente en el sector rural, una campaña denominada ‘A leer mis guambras de Riobamba’, el objetivo final es que las bibliotecas recuperen su razón de ser sitios de consulta e investigación.
 
Ventanilla
Ventanilla
Bomberos
Consejo Cantonal de Protección de Derechos
Ciudades Hermanas
Cultura
Turismo
Movilidad
CRIAR
Guía de Trámites y Documentos
Pases del Niño
Patrimonio
Servicios Municipales
Tour Virtual
Propuesta Musical
Registro de la Propiedad
Obras Publicas
Nuevo Código Urbano